El Pasaporte Perdido y El Dios que Revela los Misterios

En este articulo mi gran querido amigo, mentor, conferenciasta, coach y catedratico el Dr. Carlos Peralta nos comparte como podemos confiar en Dios y mantener nuestra mirada en lo que realmente vale la pena.

Sabiendo que hoy lunes 14 de agosto debía partir para México, y no deseando dejar todo para último momento, el miércoles 9 de agosto, previo a partir hacia otro viaje, en este caso a la ciudad de Chicago, preparé todo lo que debía llevar hacia el país de los tacos, las pirámides y la gente a todo dar. Pude preparar todo menos algo imprescindible: mi pasaporte, el cual había renovado para este viaje; lo habíamos guardado tan bien, ¡que ahora, no sabíamos donde estaba!

Viaje a Chicago y a Green Lake Wisconsin con el constante ataque de duda y ansiedad; sabía bien que sin pasaporte no podía viajar a México. Uno de mis colegas no podía viajar por problemas de pasaporte y precisamente yo me había comprometido a asistir para poder compensar en parte su ausencia… ¡imagínese si cancelaba mi viaje a último momento por este descuido mío de extraviar precisamente, mi pasaporte! Cada vez que me asaltaba la duda, ejercí confianza en la Palabra de Dios, reclamando Sus promesas. No perdí el sueño ni una sola noche, y cuando la desconfianza me despertaba, me defendí citando la Palabra de Dios como bien nos enseñara Jesús cuando sufrió la tentación en el desierto.

Hoy lunes me levanté muy temprano como siempre; aunque tenía que buscar mi pasaporte para poder viajar en tan solo unas horas, resistí la tentación de comenzar la búsqueda y actué en base a mis prioridades, es decir, buscar el rostro de Dios. En aquellas horas me fue prometida Su paz, Su presencia y Su cuidado. A las 8 de la mañana, oramos con Miriam reclamando las promesas de Dios. De manera especial, citamos:

Pero hay un Dios en el cielo que revela los misterios. Daniel 2:28

[shareable cite=”Daniel 2:28″]Pero hay un Dios en el cielo que revela los misterios. Ese Dios le ha mostrado a usted lo que tendrá lugar en los días venideros. [/shareable]

Él es quien revela lo profundo y lo escondido; conoce lo que está en tinieblas, y la luz mora con Él. Daniel 2:22

[shareable cite=”Daniel 2:22″]Él es quien revela lo profundo y lo escondido; conoce lo que está en tinieblas, y la luz mora con Él. [/shareable]

A las 8:30 de la mañana comenzó la búsqueda. A las 8:40, ya habíamos revisado los posibles lugares donde solemos guardar las cosas, pero el pasaporte no apareció. La duda vino a tentarnos nuevamente y respondimos con las únicas armas que pueden aplastarla: la Palabra de Dios y Sus Promesas.

Terminamos de orar, un suspiro hondo y a buscar nuevamente. Miriam dio dos pasos y exclamó: ¡ya sé dónde está el pasaporte! El Señor puso en su mente la imagen del lugar donde estaba el pasaporte, ¡lugar que ni ella y yo recordábamos a pesar de haberlo guardado juntos! Fuimos juntos, casi corriendo… ¡y allí estaba el pasaporte!

Nos volvimos a tomar de la mano, esta vez no para reclamar una Promesa sino para agradecer que, así como ha sucedido durante 28 años en nuestro matrimonio, Dios volvió a revelar el misterio y sacar a la luz lo escondido.

Mi amigo David Buchanan, ayer orando por mí, aún oró: “Señor te pido que Darío no tenga que estar muchas horas buscándolo.” Dios también respondió esa oración.  Gracias David por tu oración, por ejercer tu fe, y gracias Dios nuestro por ser tan fiel a todas tus promesas.

Carlos Darío Peralta

PD: Quizás estés atravesando alguna circunstancia donde necesites ejercer tu fe y reclamar algunas de las promesas de Dios o quizás necesitas que Dios te saque a la luz algo que está oculto o revele algún misterio. ¿Por qué no hacer un alto ahora mismo y orar creyendo que Dios está listo para escuchar tu voz? ¡Alabemos juntos al Señor porque él es el Dios que revela los misterios y saca a la luz todo lo que está escondido!

Subscribe For Latest Updates

Sign up for best of digital marketing, livestream and technology opinions on what matters to you.

Invalid email address
We promise not to spam you. You can unsubscribe at any time.

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: