¿Cómo mantenerme productivo y a la misma vez fuera de control?

¿Cómo mantenerme productivo y a la misma vez fuera de control?

Si me hubieras preguntado cuál es la mejor forma de ser productivo hace unos años atrás, te hubiera dicho que era manteniendo el control de todo lo que pudiera. De esta manera podía estar seguro de que todo se completara y que se hiciera en el tiempo necesario.

Cuando trabajé como Arquitecto de Sistemas de Información, me pidieron que le permitiera a otras personas tomar mi posición en un proyecto. Al principio pensé que querían despedirme pero uno de los vicepresidentes de la compañía me compartió acerca de un concepto que nunca había escuchado antes.

Él me dijo: “Si tú compartes tu trabajo con tu equipo, vas a tener la oportunidad de lograr más.” Al principio no lo entendí, pero me intrigó lo que él dijo. Al igual que dijo el gran corredor de Fórmula 1 Mario Andretti: “Si tienes todo bajo control, no te mueves lo suficientemente rápido.”

Yo quería que mi equipo creciera, pero la forma de ayudarlos no era haciendo todo el trabajo o tomando los proyectos más importantes. Tenía que comprender que para ser más productivo tenía que empezar a estar fuera de control.

Dirás: “¿fuera de control?” Sí. Mientras yo intentaba mantener todo corriendo de la manera que yo lo conocía y produciendo a mi nivel, ni mi equipo ni yo íbamos a poder llegar al próximo nivel. Necesitaba comprender que estar fuera de control no era malo sino diferente.

¿Cómo estar fuera de control para ser más productivo?

  1. Aprende a confiar en tu equipo
    Tu equipo tiene más capacidad de la que tú piensas. Yo tuve que aprender eso ya que ellos sí podían aprender y lograr las metas al igual que yo. Sólo necesitaban la oportunidad para poder hacerlo. Cuando confié en ellos me sorprendieron porque ellos empezaron a sobrepasar todas las medidas y los logros que estábamos teniendo antes. Yo me enfoqué en las áreas en las que necesitaban ayuda y a superar los obstáculos que se les presentaban.
  2. Aprende a aceptar que tu manera de hacer las cosas no es la única manera.
    Al empoderar a mi equipo para hacer cosas diferentes, tuve que aprender que mi manera no era la única manera de hacer la tarea o el proyecto. Fue así como comenzamos a desarrollar una nueva cultura de apoyo. Esto nos permitió poder lograr un nivel de productividad que nunca antes habíamos logrado.
  3. Aprende a ver la productividad con relación a cómo tu equipo puede funcionar sin ti.

Uno de mis mayores logros y honores es cuando veo que uno de los equipos con los que trabajo, puede seguir trabajando sin mí. Y eso es lo que vi con mi primer equipo. Aunque me tomó tiempo entenderlo, mi enfoque no es cuánto puedo hacer yo sino cuánto podemos hacer juntos y lo productivos que ellos pueden ser sin mi.

Así es cómo aprendiendo a estar fuera de control te ha de ayudar a ser más productivo y alcanzar tus metas con mayor rapidez.

Subscribe For Latest Updates

Sign up for best of digital marketing, livestream and technology opinions on what matters to you.

Invalid email address
We promise not to spam you. You can unsubscribe at any time.

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: