21 Días para ser uno con Dios – Día 3

Al convertirnos en hijos de Dios somos hechos hermanos con Jesús, el unigénito hijo de Dios, y el deseo de Dios Padre es que estemos unidos con nuestro hermano mayor.

No hay manera de amar a Dios Padre, sin amar a su Hijo Jesús, como tampoco se puede amar a Jesús sin amar a Dios Padre. Ellos son uno, y así como necesitamos desarrollar nuestra relación con El Padre, también necesitamos desarrollar nuestra relación con Jesús nuestro hermano, quien es Señor y Salvador.

Jesús es el heredero eterno y su deseo es compartir contigo las bendiciones que ha recibido de parte de su Padre.

Jesús anhela tener comunión e intimidad contigo, porque Él quiere mostrarte y desea activar la vida eterna y abundante por la cual El pago muriendo en la cruz del calvario. Para esto es necesario que confíes en Él y solamente en El cómo tu Salvador. Él es el único camino hacia Dios El Padre, en El encontrarás la verdad, y de El recibes la plenitud para vivir. ¡Abre hoy tu corazón a Jesús, Dios Padre ya pagó un precio alto para que tú seas UNO Con Su Hijo!

Please note: I reserve the right to delete comments that are offensive or off-topic.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *